ARDOR Y REFLUJO

27 de octubre de 2019

ARDOR Y REFLUJO

Nuestro estómago está preparado para producir y contener el ácido clorhídrico encargado, entre otros, de realizar la digestión de los alimentos que ingerimos, gracias a la capa mucosa protectora que tiene. El reflujo gastroesofágico o acidez es esa sensación de ardor o quemazón que sentimos cuando el ácido de nuestro estómago se “escapa”, bien porque se ha producido en exceso o porque es empujado, hacia el esófago, desde la boca del estómago y por detrás del esternón.

¿Qué factores contribuyen a que tengamos reflujo?

-Bebidas alcohólicas, refrescos con gas y tabaco.

-Comidas copiosas ricas en grasas.

-Comer antes de acostarse.

-Obesidad

En caso de tener acidez y ardor de estomago de forma puntual, recomendamos utilizar antiácidos no absorbibles, que actúan neutralizando el ácido clorhídrico del estómago, aumentando el pH gástrico de forma rápida como el Almax® (contiene magaldrato o complejo de aluminio e hidróxido de magnesio), el Gaviscon® (alginato de sodio, bicarbonato de sodio y carbonato de calcio). En comprimidos masticables o en forma de suspensión en sobres administrar 30-60 minutos después de las comidas. OJO, el uso de estos neutralizantes puede disminuir o alterar la absorción de ciertos medicamentos antibióticos como cirpofloxacino o doxiciclina, antiinflamatorios, sales de hierro, gabapentina, propranolol, el famoso adiro… con lo cual se recomienda espaciar su administración 2 o 3 horas.

Otra manera de tratar la acidez es formar sobre la mucosa una película con efecto barrera, que la protege del contacto con los jugos gástricos y las sustancias irritantes. NeoBianacid Acidez y Reflujo® contiene Poliprotect, un complejo molecular que, gracias a sus propiedades mucoadhesivas, reproduce la actividad protectora del moco fisiológico SIN alterar el pH ácido necesario para la correcta digestión de los alimentos.

-“Parece que tengo ardor…¿me tomo un omeprazol y me quedo tan pichi?”

-“NO”

Los famosos inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol y derivados, NO deben utilizarse de forma puntual. Es cierto que disminuye considerablemente la producción de ácido y que sus efectos son prolongados, pero su inicio de acción no es inmediato de modo que está reservado para tratamientos de más de dos días y siempre bajo prescripción médica, pues el aumento del pH producido por estos antiulcerosos puede disminuir la absorción de algunas vitaminas como la cianocobalamina y minerales como el magnesio.

Los antiulcerosos que actúan disminuyendo la producción de ácido clorhídrico, antihistaminérgicos H2 como la ranitidina o los inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol, están indicados en tratamientos prolongados y están sujetos a prescripción médica.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas interesantes

Accessibility Toolbar