En Navidad cuidado con los empachos

19 de diciembre de 2018

En Navidad cuidado con los empachos

Los excesos gastronómicos en navidades están en el orden del día. Durante estas fiestas nuestros compromisos sociales transcurren alrededor de la mesa. Esto hace que en pocos días consumamos un exceso de azúcares, grasas y alcohol, pero también un alto consumo de proteínas. Como consecuencia de esos excesos, nuestro organismo reaccionará y nos llevará a sufrir una indigestión, o más conocido como empacho.

Los síntomas más comunes de la indigestión son: pesadez, dolor de estómago, lengua seca, estreñimiento, diarrea, vómitos, gases, debilidad, cansancio, acidez de estómago… En resumen, si no tenemos cuidado con lo que comemos y con las cantidades, acabaremos sufriendo el temido empacho. Por tanto, en vez de disfrutar de una velada agradable, acabaremos con malestar general. Es más, si te ocurre durante la cena navideña, acabarás con problemas para dormir. No podrás descansar.

El alto aporte energético que consumimos durante la Navidad no solo puede ocasionar indigestión, también supone un aumento de peso de entre dos a cinco kilos. Como ves, en dos semanas podemos poner en riesgo nuestra salud si no comemos y bebemos con moderación. Para evitar estas situaciones, desde Farmacia Ensanche te vamos a dar una serie de pautas para disfrutar de unas navidades saludables y tranquilas.

Trucos para prevenir los empachos

– Modera el consumo de alimentos copiosos. Opta por alimentos que se digieren mucho mejor como verduras, pescado o pollo.

– Hidrátate. Lo mejor es beber agua.

– Come despacio y mastica bien los alimentos. Esto te ayudará a hacer mejor la digestión y a comer menos cantidades de comida. Te saciarás antes.

– Siéntate bien en la mesa.

– Haz deporte. Sigue con el ejercicio en Navidad. De hecho, viene muy bien darse un paseo después de las comidas navideñas.

– Intenta hacer las cenas navideñas más ligeras. Harás mejor la digestión, lo que significa que te encontrarás bien y que podrás descansar sin problemas por la noche.

– Los días previos y anteriores a las fiestas haz comidas y cenas más ligeras.

– Deja de comer cuando ya no tengas más hambre.

– Tómate un poleo-menta o una manzanilla después de la comida o cena. Te ayudarán a hacer la digestión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas interesantes

Accessibility Toolbar