SOLARES: TIPOS DE RADIACIÓN SOLAR Y QUÉ DEBE APARECER EN LA ETIQUETA DE TU FOTOPROTECTOR

7 de junio de 2020

SOLARES TIPOS DE RADIACIÓN SOLAR Y QUÉ DEBE APARECER EN LA ETIQUETA DE TU FOTOPROTECTOR

En este blog vamos a refrescar los tipos de radiaciones solares y cómo nos afectan, así como a distinguir entre un buen fotoprotector de uno que no lo es con claves que tienen que aparecer en el etiquetado, ¡toma nota!

UVB: La radiación UVB es la radiación que actúa a nivel más superficial sobre nuestra piel provocando el ERITEMA que nos sale cuando «nos quemamos» y es la responsable del daño directo en nuestro ADN ya que ataca al núcleo de nuestras células provocando cáncer cutáneo. Esta radiación es la que NOS AVISA de que el sol nos está dañando.

Etiquetado: Las siglas «SPF» que se refieren al bloqueo de la radiación UVB. Nos aseguramos una buena protección con un SPF 50, además, el símbolo «+» asegura un 80-90% de protección.

UVA: Es una radiación más penetrante que la UVB aunque es menos enérgica. Esta radiación UVA actúa en la epidermis y en la dermis sobre nuestras células de sostén, es decir, es la radiación responsable del FOTOENVEJECIMIENTO ya que provoca un aumento de radicales libres responsables de las alergias solares y del daño indirecto al ADN. Es por esto que la radiación UVA tiene una implicación indirecta en el cáncer de piel. El mejor de los consejos es «que no hay mejor crema antiedad que un buen protector solar», y no sólo en verano, también debemos fotoprotegernos el resto del año.

Etiquetado: Un círculo alrededor de «UVA» nos indica que cubre el mínimo de radiación UVA establecido que es un tercio del SPF.

VISIBLE, incluyendo la famosa LUZ AZUL generada por las pantallas de nuestros teléfonos móviles, esta es una radiación más penetrarte y menos energética que la UVA y es la responsable de las MANCHAS y PIGMENTACIONES producidas a lo largo del tiempo.

Hoy en día hay una amplia gama de solares en el mercado que incluyen, además de una buena fotoprotección, tratamientos de corrección de manchas tanto producidas por el uso de tratamientos láser, abrasiones…como las producidas por motivos hormonales como el melasma.

IR: Es la radiación más penetrante y menos energética de las cuatro, la que nos da la sensación de CALOR.

Si además tienes rosácea, alergia al sol, piel atópica, acné…y buscas un solar que se adapte mejor a tu piel no dudes en venir a vernos a por tu consejo farmacéutico.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas interesantes

Accessibility Toolbar